Medio lleno o Medio vacío

a-cup-of-water-904698_1920Hay algo que lleva mucho tiempo alimentando mi curiosidad y que en los últimos años me ha llevado a leer todo lo que cae en mis manos sobre este tema.

Se trata de como las personas percibimos la realidad y adoptamos una actitud que influye en nuestras decisiones, en nuestra forma de mostrarnos a los demás, en nuestro estado de ánimo y en definitiva en nuestra propia felicidad.

Los expertos lo llaman psicología cognitiva, pero ese es otro tema.

El caso es que cada uno de nosotros puede percibir un mismo estímulo de forma diferente y  más aún; cada uno de nosotros puede tomar una actitud distinta ante esa percepción y reaccionar consecuentemente.

Por eso la actitud que tomemos es tan importante, porque va a influir sobre nuestras vidas y nos puede conducir hacia el éxito personal y profesional o llevarnos en sentido contrario.

Simplificando mucho podemos decir que hay dos formas de tomarse las cosas o dos tipos de actitud; la positiva y la negativa.

Todos conocemos  gente que parece que nada puede alterarles, que se enfrentan a la adversidad con una sonrisa y buscan soluciones desde el primer instante, esa gente que siempre intenta buscar el lado positivo de todo lo que ocurre a su alrededor y que por lo general parecen felices y de buen humor.

Por desgracia seguro que también conocemos gente que está continuamente quejándose porque el más mínimo contratiempo les impide sentirse bien y en lugar de intentar solucionarlo, se recrean en su desdicha e intentan hacerte comprender su desgracia.

Sí, sí , ya sé que hay catástrofes y situaciones personales que pueden ser muy duras y de las que a veces es muy difícil salir, pero por lo general en nuestro día a día nos encontramos con muchísimas situaciones de mayor o menor importancia, frente a las que decidimos tomar una actitud y son estas decisiones las que nos van marcando.

Todos podemos elegir qué actitud tomar ante la vida y yo lo tengo muy claro; siempre una actitud POSITIVA, porque creo que lo contrario no te ayuda a ser feliz.

Eso no quiere decir que siempre lo consigas, hay situaciones en las que la “negatividad” se apodera de nosotros como si fuera una gripe y es un trabajo arduo deshacernos de ella, pero también contamos con la capacidad de reconducirnos y volver a pensar en positivo, una capacidad que se puede entrenar y desarrollar.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s